Cómics de ciencia ficción

Viaja al futuro con estos cómics

Para poder empezar a hablar de los cómics de ciencia ficción, lo primero es dejar claro qué es el género de ciencia ficción. La definición más clara y aceptada sería “género de narraciones imaginarias donde existe una transformación del escenario narrativo, basado en alteraciones de coordenadas científicas, espaciales, temporales, sociales o descriptivas, que hacen la historia incompatible con la realidad pero aceptable racionalmente”. En definitiva, son historias que narran acontecimientos que podrían ser posibles, pero solo en un escenario imaginario. Suelen ser relatos sobre viajes interestelares, dimensiones paralelas, mundos alienígenas, mundos virtuales… Multitud de posibilidades donde los protagonistas son seres humanos, robots, IAs, extraterrestres, clones, mutantes o seres biónicos.


El origen de los cómics de ciencia ficción

Teniendo clara la definición, ya podemos adentrarnos de cabeza en el mundo de los cómics de ciencia ficción.

No podemos hablar de cómics de ciencia ficción sin empezar por el principio, con la editorial que hizo brillar en los años 40 al género. Esta no era otra que EC Comics, fundada por Maxwell Gaines, ex editor de All American Publication (parte de la futura DC Comics). Maxwell, en realidad, tenía como objetivo editar comics sobre ciencia, la biblia e historia, para escuelas e iglesias. Fue su hijo, William, quien en 1947 tomó el mando de la editorial y se centró en publicaciones de otros géneros. Entre ellos el suspense, guerra, horror, ciencia ficción y crímenes, enfocados al público en general.

Hacia los años 50, EC comics, de la mano de los grandes autores Wally Wood, Al Williamson y Joe Orlando, lanzaron al mercado Weird Science y Weird Fantasy. En estas series se desarrollaban relatos críticos con la sociedad, haciendo al lector reflexionar. Hablamos de cómics de ciencia ficción que contaban con entre 8 y 12 páginas, donde las aventuras siempre acababan de forma sorpresiva para el lector, creando clásicos y espectaculares “continuará…”.

Estos tebeos estaban desarrollados en dos líneas, una original y otra inspirada o basada en trabajos de grandes autores. Es por esto que autores como Bradbury, Edmond Hamilton, Roald Dhal, Malcom Jameson, Robert Heinlein, Fritz Lieber, podían ver cómo su trabajo se publicaba en forma de viñetas dentro de estas colecciones.

La relevancia social de los cómics de ciencia ficción

Lo que más cabe destacar de los cómics de ciencia ficción de entonces, era el enorme valor social de las publicaciones de su línea original. Con relatos que trataban abiertamente temas controvertidos del momento, obligaban al lector a una reflexión personal sobre los temas tratados. Uno de los relatos más polémicos fue El Día del Juicio, donde se narra la historia de una discriminacion racial en un planeta lejano. Esto no tardaría en llevar a la editorial a ser tildada de perjudicial para el público joven.


El auge de la ciencia ficción

Sin duda, uno de los emblemas de los cómics de ciencia ficción son las historias sobre alienígenas y planetas lejanos. Fue en la década de lo 50 cuando se produjo el auge de las historias de ovnis. Eran los propios medios quienes fomentaban la especulación y las teorías de la conspiración.

EC Comics como capitán del barco de los cómics de ciencia ficción en Estados Unidos, disfrutó de un éxito fuera de límites. En estos tiempos se fusionaron las dos revistas dedicadas a la ciencia ficción Weird Science y Weird Fantasy, creando Weird Science-Fantasy. Se siguieron publicando historias de ciencia ficción que resultaban claramente rentables para la editorial, por encima de las historias de terror y de crímenes.

La censura en la ciencia ficción

Todo este éxito se vería enormemente perjudicado por la publicación Seducción del Inocente, duramente criticada y arañada por la censura del Comic Code. Este incidente obligó a la editorial a lanzar obras mucho menos críticas y polémicas, con temática de piratas (Piracy), médica (M.D.), periodística (Extra!), etc.

En esta época también despidieron a los lectores de la Weird Science-Fantasy para renombrarla como Incredible Science Fiction, en un intento de pasar a formar parte de lo que se llamó la New Direction (publicaciones que intentaban esquivar la censura). Esta serie vería la luz en el año 1955, y la práctica totalidad de los guiones estaría escrita por Jack Oleck, especialista en terror y suspense. Le acompañarían grandes artistas como Wood, Williamson, OrlandoKrigsteinJack Davis. El número 33 de esta publicación fue el último cómic-book editado EC Comics, cerrando así una de las etapas más brillantes de la historia de los cómics de ciencia ficción.


Los cómics de ciencia ficción más relevantes

Los cómics de ciencia ficción gozan de un esplendor sin igual desde aquellos días hasta hoy y EC Comics ha sido una parte muy importante de ese éxito. Tanto es así, que a día de hoy la ciencia ficción a traspasado barreras, llegando todos los medios culturales posibles: cine, literatura, teatro, revistas…

A día de hoy es un género que cuenta con un amplio grupo de seguidores, que disfrutan de multitud de obras. El Incal (Alejandro Jodorowsky y Moebius), Arzak (Moebius), La Casta de los Metabarones (Alejandro Jodorowsky y Juna Jimenez), Akira (Katshuiro Otomo), Transmetropolitan (Warren Ellis y Darick Robertson), El Eternauta y Mort Cinder (Héctor Germán Oesterheld y Alberto Breccia), Dan Dare, (Frank Hampson), Los Mundos de de Aldebaran (Leo), Estela Plateada (Dan Slott y Mike Allred), Descender (Jeff Lemire y Dustin Nguyen), Paper Girls (Brian K. Vaughan y Cliff Chiang), entre otros. La lista es interminable y sigue sumando títulos y haciendo historia como género del cómic.

Otros géneros estrechamente relacionados con la ciencia ficción son el terror y la fantasía. En el apartado de cómics de fantasía te explicamos un poco mejor qué relación hay entre los cómics de terror, fantasía y ciencia ficción.